Archivo de la etiqueta: mejillones

La Taberna del Tito Juan, Torremolinos

En Torremolinos, nuestro compadre Manolo nos recomendó esta pequeña taberna en la C/Francia (La Carihuela). Una recomendación de esas que valen para invitar al recomendante a muchas rondas. No había nada, nada, nada que estuviese malo. Un sitio pequeñito, en el que te ponían buena tapa con la caña, nos pusimos finos.

Porra antequerana, gambas al pil-pil, mejillones, croquetas de cocido, huevos rotos, todo extraordinario y la mujer que había sirviendo, encantadora.

Este es de los sitios que parten la pana, al hilo de este escrito de El Pingue: “Hagamos Algo

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , , , , ,

Mejillones en escabeche

La verdad es que con tanto Rajoy, recortes, IVA y su puta madre, y la madre de todos los diputados que les aplauden y les sonríen cuando nos meten un navajazo que ni el torete, no me apetecía mucho poner nada por aquí.

Pero la vida continúa entre tanta infamia. Y debo compartir estos pedazo de mejillones que nos regaló la señora de la limpieza de donde trabajaba la Reina cuando tenía trabajo. Son unos mejillones extraordinarios, lo malo es que la lata es enorme y es difícil acabarlos de una tacada.

Los disfrutamos con unas cuantas Cibeles y patatas fritas (papas, en Valencia, como las Lolita). El clásico madrileño de la taberna, conserva de mejillones sobre una patata frita y to’ pa dentro, pringándose bien de escabeche que así los quiere el Señor.

Ojalá un mejillón gigante, el hijo mutante de alguno de estos, se aparezca en la Moncloa y cause algún destrozo serio.

Etiquetado , , , , ,

Tapitas por Ascao

Publicado originalmente en Rebeldes en la Estrella de la Muerte, 8 de Noviembre de 2008

La retahíla de reencuentros llevó aparejada el consiguiente tapeo que tanto echamos de menos en nuestro periplo por terres llunyanes. Si bien la compañía fue excepcional en las diferentes tandas (que nadie se me ponga celosón a estas alturas), por calidad, por sorprendente y desconocido para mí, me quedo con el tapeo por la zona de Ascao, en el barrio de Pueblo Nuevo.

Mi compadre el Rulo, alias superpaguer (sólo los escogidos tenemos motes sobre otros motes y alias sobre otros alias), me hizo una exhibición de tabernillas locales para quitarse el sombrero. Olvidé los nombres, una falta imperdonable, de todos los locales menos el último. Este se llama, creo recordar, “La Goleta” y está en la calle de Emilio Ferrari al lado de la calle Fernando Gabriel, escondido en los bajos de un edificio apartado. Un Ribera y un vermouth que mi socio se empeñó en tomar como colofón fueron acompañados de mejillones, patatas fritas, tortilla, aceitunas y berenjena rebozada.

En nombre del modernismo las tasquitas del centro se ponen nombres chachi lerendis y pierden la sana costumbre de la cortés tapita. Eso las innovadoras, que otras ni tienen cortesía ni cachilerendismo nominal.

Siempre nos quedarán las tabernas en los barrios. Sin hacer parada en los archiconocidos “Amigos” y “Enemigus”, en cuatro establecimientos entre las calles de Emilio Ferrari y Gutierre de Cetina nos dieron una gran lección de hostelería tradicional. Alcemos pues nuestra copa y brindemos por los taberneros de nuestros barrios.

Etiquetado , , , , , , , , , , ,