Archivo de la etiqueta: gastronomía castellana

Visita relámpago al “Hotel Antonio” de Almazán

Este espacio lo tengo abandonado por los terribles horarios de la Reina de La Guindalera. Esos terribles horarios van dejando días libres cuando uno menos se lo espera y ya se ha acostumbrado a los horarios antiguos, pero hete aquí que el nuevo día libre es el Domingo y lo podemos usar para hacer excursiones. Así que el pasado Domingo nos fuimos al cañón del Río Lobos y aprovechando la coyuntura soriana decidimos ir a comer al “Hotel Antonio” en Almazán.
El “Hotel Antonio” es un clásico de allí, aunque el motivo de mi visita está basado en mi perpetuo anclaje a la nostalgia. Yo he ido a un colegio de curas, los Maristas de Chamberí, de los que reniego cuando puedo, pero guardo buen recuerdo de la mayoría de compañeros. Y resulta que un buen compañero ha acabado siendo director de dicho Hotel, perteneciente a su familia.

Este compa y amigo es Manuel García Pedroviejo, cuyo mote no diré por petición expresa. Aunque la historia tiene gracia, estábamos mi hermano y yo esperando al autobús, mi hermano me dijo “¿cómo se llama ese chaval?” y yo le dije “[Mote]”. Mi hermano no dudó de ello y empezó a llamarle así a gritos cada vez que le veía por el patio, algunas personas lo escucharon y ahí se quedó. No me lo perdonará el buen Manolo. Por tema de apellidos, los años que coincidimos en clase siempre nos sentamos juntos y la verdad es que le cogí mucho afecto. Además, en varias ocasiones le invité a partidos del Rayo Vallecano, pues en esa época éramos socios del Rayito (y buena época, la del EuroRayo de Juande).

Pero bueno, pasan los años y dejas de verte, te salen bolsas en los ojos y cara de mala leche, varios kilos demás y las vidas se desarrollan. Manolo tenía siempre en la boca su pueblo “Almazán” y resulta que acabó ahí. Cuando supe que estaba por allí me propuse ir a visitarle tarde o temprano, para rememorar viejos tiempos y probar su comida.

Este Hotel fue fundado por sus abuelos y es el mítico lugar de Almazán, probablemente uno de los sitios más populares de la zona y con más trayectoria. Pudimos ver las habitaciones, aunque nuestro objetivo era el restaurante: comida castellana tradicional, sin floripondios, de calidad y contundencia como está mandado. Y con varios inventos cortesía de la casa.

Comenzamos con estos entrantes:

almazan2

Lo mejor, para mí, la empanadilla.

Después fuimos a por el plato tradicional, inventado allí, el somarro. Solomillo de cerdo rebozado y asado, muy tierno y potente

almazan3

Aquí un recorte de prensa en el que hablan de este plato y su lugar de origen. Con el gran Manolo en el centro de la foto

almazan1

De postre, unas natillas caseras con bizcocho, muy buenas, sobretodo muy sabrosas

almazan4

Además, resulta que a Almazán ha llegado también la gintonic manía y pudimos degustar uno, cuya foto no encuentro, pero bueno, ya saben ustedes como es un gintonic.

Por si fuera poco, en el Hotel se pueden comprar productos locales: Mantequilla de Soria, agua mineral o estas apoteósicas yemas, “Yemas Gil”, que compramos y nos llevamos a casa, descubriendo que me gustan más que las de Santa Teresa. Su textura me resulta más agradable. Como bien saben hablamos de un producto sanísimo, por cada yema comida aumenta el michelín varios centímetros.

almazan5

Recomiendo la visita, el trato es bueno y no porque sea un compañero de pupitre, se come bien y la verdad es que desde Madrid nunca caemos en visitar la provincia de Soria pese a que está “a tiro de piedra”

Hotel Antonio

Av de Soria, 13

42200 Almazán, Soria
975 30 07 11

Etiquetado , , , , , ,

Morcilla de calabaza

Parece un chorizo pero se llama morcilla, nos lo trajeron Rodrigo y Raquel desde Ávila y es una delicia. Una joya de gastronomía castellana hasta ahora desconocida para nosotros.

Como su nombre indica, lleva calabaza. Es un embutido con pimentón, especias, tocino, calabaza y a veces según he leído le añaden más legumbres.

Hay por ahí embutidos tradicionales esperándonos, ¡tenemos que probar todos! Es un mundo que te cagas y tengo que empezar a hacer mis propios embutidos, creo que es un paso necesario en mi escala evolutiva.

Etiquetado , , , ,

Tiznao

Esto de la foto es Tiznao, un plato típico de la gastronomía castellana, concretamente de la comarca de La Mancha.

Lo tomamos en el “Hostal Valdepeñas”, en la Avenida del Vino del pueblo del mismo nombre, donde fuimos bajo recomendación de un camarada de mil batallas, del mismo nombre también, “El Valdepeñas”.

Además de visitar el lugar de origen de un Compañero tan legendario, pudimos probar este plato. Por lo que he investigado, el Tiznao en Valdepeñas no es igual que en el resto de la zona, así que pudimos probar un genuíno Tiznao muy local.

Básicamente hay tomate, bacalao, ajos, cebolleta, aceite de oliva y sal.
Parece ser que puede tomarse frío o caliente. Nosotros lo tomamos frío.

Etiquetado , , , ,

La vuelta al mundo en cuchucientas recetas: Ávila. Patatas revolconas

Antes de escribir nada, debo decir que las revolconas que veis están más oscuras de lo que deberían. El motivo es que se me fue la mano con el pimentón, un poco a lo bestia.

Dicho esto, las patatas revolconas son el plato de Ávila por excelencia, o uno de ellos. Una ración contundente para mentes despiertas, para intelectuales y para gente de gran calado moral.

Patatas revolconas

Ingredientes

Patatas, cuatro o cinco (para dos personas)

Panceta, dos lonchas

Pimentón dulce o picante o los dos

Aceite de oliva y sal

Elaboración

Hervimos y pelamos las patatas, cuando están blandas las machacamos y hacemos puré.

En una sartén freímos la panceta cortada en tiras, las reservamos y en el mismo aceite freímos el pimentón sin dejar de remover, muy rápido, después añadimos las patatas, seguimos removiendo, si queda muy espeso se puede añadir agua de la utilizada para hervir las patatas. Finalmente añadimos la panceta.

Es un plato sensacional, una tapa perfecta que vale la pena y que hay que comer mucho y ser feliz forever y comer perdices también si se ve necesario.

¿Y para beber?

Nos tomamos para acompañar una Dougalls 942, pale ale muy cítrica que contrarrestaba bien la grasa de la panceta, la “cortaba” como se suele decir, buena combinación. La Tres Mares de la misma casa, la brown ale, habría ido bien también con esto

Conseguir los ingredientes

Solo un nub no conseguiría los ingredientes

Próxima parada: Azerbaijan

Etiquetado , , , , ,

Coliflor al ajo (y guindilla y pimentón picante)

El grupo de consumo de La Guindalera nos proporciona muchas verduras a las que hay que sacar partido, aunque sean algo tan aburrido como una coliflor (que para mí es de las verduras más aburridas).

La coliflor al ajo es, al parecer, un plato tradicional madrileño. Es dificil hablar de gastronomía madrileña dada la multitud de gente que vive en el área metropolitana, de diferente procedencia, pero bueno, tiene sus platos históricos que van lógicamente ligados a la gastronomía tradicional castellana en general.

Este plato lo leí en algún libro y el tema es el siguiente. Haces la coliflor. O bien la cueces o la haces al vapor. Nosotros somos muy de vapor, será por los onsen o por el barco. Por otro lado en una sartén pequeña pones un dedo de aceite (de oliva, redeu), echas cuatro o cinco dientes de ajo (y al que no le guste el ajo es un animal), un par de guindillas y cuando se está dorando todo, añades una cucharada de pimentón picante, lo remueves A TODA LECHE y apagas.

Las coliflores al vapor las repartes en los platos y después este aceite con ajo, guindillas y pimentón lo viertes por encima.

La receta tradicional es con ajo nada más, pero ajo va bien con guindilla y pimentón picante va bien porque nosotros lo valemos.

Etiquetado , , , , , , , ,

La vuelta al mundo en cuchucientas recetas: Albacete. Ajillo

Desde la lejana Alaska hasta las cercanas tierras de Albacete, la provincia que supone casi toda la comarca de La Mancha y que pese a ser muy cercana no me es tan conocida, pues apenas – para mi vergüenza – he transitado el sur de Castilla, ¡al tiempo!

Indagando en uno de mis libros he encontrado esta receta de Ajillo que al parecer es una de las cosas más típicas que se pueden encontrar por ahí y por eso me he animado a hacerla

AJILLO

Ingredientes (para 4 personas)

4 patatas

2 dientes de ajo

1 yema de huevo

1 tacita de aceite de oliva

Sal gorda

Rebanadas de pan

Elaboración

Cocemos las patatas en un cazo con agua y pan durante unos 20 minutos. Cuando somos capaces de pelarlas sin morir abrasados, lo hacemos. Y con las patatas peladas, hacemos un puré chafándolas con un tenedor y añadiendo un poco de aceite de oliva.


Por otro lado en un mortero majos los ajos pelados con sal gorda hasta obtener una pasta. Añadimos allí la yema de huevo y el puré de patatas, dándole candela hasta que quede como una crema.

Tostamos el pan y untamos el ajillo, ¡así de sencillo!

La hemos maridado con una Plan B Pale Ale, que no la podéis conseguir así como así porque es la cerveza que hemos fabricado en casa

Un video que estabais deseando y que es una jodienda porque el Albacete ha vuelto a 2ªB

Conseguir los ingredientes

Quien no tenga todos estos ingredientes AHORA MISMO en su casa, debería hacérselo mirar

Próxima estación: Albania (aviso, esto ya será después de las vacaciones, que empiezo la semana que viene, intentaremos probar cosas buenas por los mundos que visitemos)

Etiquetado , , , , , , ,