Archivo de la etiqueta: embutidos

Embotits de Dénia

 

Sigo con los embutidos, una de mis obsesiones. Sobretodo me interesa conocer y en la medida de lo posible poder difundir embutidos locales más allá de los industriales que conocemos, toda la “salchichería/longanicería” local y cualquier rareza que se fabrique, cuanto más cerca de mi casa mejor.

Aquí pongo cuatro embutidos de Dénia, hechos por el señor del Mercat Central que está justo a la izquierda de Carnisseria Maite (¡no recuerdo el nombre!). Por cierto, un señor muy agradable con muchos conocimientos de cocina.

De arriba abajo:

1.- Sobrassada marineta: Es una sobrasada más suave que la que conocemos de siempre, la venden más alargada y más gruesa. Nos aconsejaron pasarla vuelta y vuelta por la sartén para que tuviese un punto más jugoso y así lo hicimos

2.- Botifarra de ceba:  La clásica morcilla de cebolla que se hace en la Marina Alta, más especiada que otras pero similar a la que seguro que conocéis. También la hicimos dándole un golpe de sartén.

3.- Blanquet:  Un embutido muy célebre allí, se puede tomar seco o echarse en un cocido. Relleno de tocino, magro, especias…

4.- Sobrassada : La clásica sobrassada, en la Marina Alta está muy implantada y es común encontrarla elaborada artesanalmente en diferentes paradas de los mercados. Me consta que hay en Xaló, Benitatxell, Dénia…

Con estos Cuatro Fantásticos te puedes pegar unas comidas de señor importante.

Etiquetado , , , , , , , , ,

Mercat Central, Dénia

Si me dices “mercado” siempre pienso en el Mercat Central de Dénia, es mi modelo de mercado insertado en mi cerebro. Creo que no he pasado más horas en ningún otro mercado que en ese. Cuando mi abuela podía caminar (ahora sólo dirige las operaciones desde casa, delegando) nos podíamos pasar allí horas. Para comprar cada pieza de fruta examinaba una por una y con todos los de las paradas se pasaba un rato hablando “¿y su señora?” , “¿y su madre?”, “¿Y sus hijos?”.  Debo admitir que aunque ahora lo recuerdo con mucho cariño, en su momento ir “a Dénia” (decimos ir a Dénia refiriéndonos al núcleo urbano, porque nuestra casa estaba perdida entre naranjos, ahora sigue entre naranjos pero la civilización ya nos alcanza) con mi abuela me parecía el peor plan posible que podía tener un xiquet en un día de verano. No sólo se daba el repaso familiar con los de las paradas del Mercat, también con los de unas cuantas tiendas del pueblo. Ahora lo recuerdo como una infancia muy feliz.

Pero dejémonos de moñerías. El caso es que el Mercat Central de Dénia me encanta. Lo mejor de pasar ahí la mañana de pequeños era que en Carnisseria Maite (aka “La Panchano”, porque al padre le llamaban “El Panchano”) comprábamos un blanquet o un choriset, Mayte nos lo cortaba y lo metíamos en un panecillo que previamente habíamos comprado. El Mercat es muy vivo, tiene bares sensacionales (el Bar Viciano/Bar Toñi es mi preferido para desayunar sepia, fetge y coquetes), mucha fruta de la comarca, pescado fresco del día (el de la Cofradía de Pescadores de Dénia es del día) y embutidos tradicionales. Ahora además de lo tradicional tiene muchos puestos alemanes, reflejo de la numerosa comunidad de allí. También un puesto oriental y otros “delicatessen”. En fin, es un mercado genial.

Aquí van unas cuantas fotejas que tenía atrasadas y que quiero compartir

Etiquetado , , , , , , , ,

Els Tomassets, Dénia

Cuando estoy en Dénia vivo en una especie de arcadia feliz en la que rodeado de naranjos salgo al mundo exterior lo menos posible y por lo tanto hago lo que puedo por no acercarme al pueblo. Pero este año me he propuesto salir un poco a comer cosas, que comer siempre está bien, así que un día salimos La Reina y yo al Carrer Loreto, que tanto limpiar naranjos no puede ser bueno.

Mirando el panorama y tras un intento fallido (por no reservar) en el Baret de Miquel, decidimos ir a “Els Tomassets”. Me pareció interesante porque la carta demuestra una preocupación por ofrecer productos tradicionales de la terra y recetas típicas pero dándoles un toque especial. Nos sentamos en la terraza (de ahí que las fotos no sean las mejores, lo sentimos, poca luz, una pena) , empezando a untar pan con all-i-oli con un vino de la Marina Alta (no recuerdo cuál, tendremos que aprender de vinos).

Después vinieron:

1.- Tomates secos con anchoas y ventresca. En la Marina Alta existe mucha tradición de tomar tomates secos aunque no han sabido promocionarlo como en Italia, que a ojos del mundo es la tierra de los tomates secos

2.- Esgarrat, torrat, escalivada, llamenlo equis

3.- Embotits de la Marina Alta. En La Marina Alta, y en el País Valencià en general, hay mucha tradición de embutidos. Ayer hablaba de ellos y de mi predilección por los mismos, son un gran invento y hay muchísimos, no perdamos la tradición.

4.- Pulpo seco, otra tradicional

Y para terminar esta crepe de mascarpone

También tomamos unas coquetes de dacsa, que olvidamos fotografiar.

El precio medio por persona es de 20-25€, con un par de copas de vino incluídas

Els Tomassets

Carrer Loreto, 35

Dénia, Marina Alta, Alacant

Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , ,

Morcilla de calabaza

Parece un chorizo pero se llama morcilla, nos lo trajeron Rodrigo y Raquel desde Ávila y es una delicia. Una joya de gastronomía castellana hasta ahora desconocida para nosotros.

Como su nombre indica, lleva calabaza. Es un embutido con pimentón, especias, tocino, calabaza y a veces según he leído le añaden más legumbres.

Hay por ahí embutidos tradicionales esperándonos, ¡tenemos que probar todos! Es un mundo que te cagas y tengo que empezar a hacer mis propios embutidos, creo que es un paso necesario en mi escala evolutiva.

Etiquetado , , , ,