Archivo de la etiqueta: Chamberí

Huevo de Avestruz en El Pobre

El pasado Martes celebramos que nuestro camarada Txiva ha terminado por fin su larga andadura en la Escuela Politécnica. Y para eso, decidió invitarnos a unos cuantos afortunados a cenar un huevo de avestruz, que lucía así:

Como veis, una paella en la que la base es el huevo de avestruz, que a saber lo que tarda en cocinarse, y encima de la clara todo lo que veis: patatas fritas, pimiento, morcilla y picadillo. ¡Lo mejor para irse a la cama!

Todo regado con ¿tres? ¿cuatro? jarras de sangría, que la hacen estupenda en el local, además de las cañas previas y una ración de oreja de aperitivo para equilibrar un poco el asunto.

El garito es el Mesón “El Pobre”, en la calle Cardenal Cisneros, 40, en el barrio de Chamberí. Esta pequeña tasca es la oficina de nuestro gran amigo y tienen cantidad de raciones muy buenas, muchos huevos estrellados, una croqueta gigante, la mencionada oreja que la hacen excelente…

¿El precio? La verdad es que ni idea, pues lo pagó el Ingeniero Cabrera. ¿Cantidad? Cenamos siete con eso.

Importante: El huevo este sólo lo hacen por encargo, avisad un par de días antes

 

Y ya saben, los mejores amigos (y los mejores enemigos, si se tercia), buena comida y algo para beber, no se puede pedir más.

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,

Ginger Boy

Publicado originalmente en Rebeldes en la Estrella de la Muerte, 8 de Enero de 2011

La reina y yo somos unos fans frustrados de la comida a domicilio. Fans porque evidentemente nos gusta que nos traigan la comida a casa de tanto en tanto, pero frustados por la poca y simple oferta que hay en Madrid. Comida fuera del domicilio hay mucha, pero eso de poder pedir a domicilio comida de cualquier lugar del mundo y de varios rangos de calidad/precio nos queda lejos de momento.

El caso es que hemos encontrado un lugar que pasa obligatoriamente a la lista de los sitios a tener muy en cuenta. Se trata de Ginger Boy . Leímos acerca de este lugar en la guía de Comer y Beber en Madrid de 2011 de Metropoli, que es una guía orientativa obligatoria en cualquier domicilio decente, que siempre es mejorable pero que te da una indicación muy positiva de casi todo lo que se cuece en esta nuestra capital.

Bueno, pues resulta que el Ginger Boy este es un localcito de comida para llevar que ha abierto un tipo sueco llamado Andy Bouman. La oferta es sencilla y efectiva: comida tailandesa de calidad y con precio decente. Por 30€ dos personas pueden cenar bastante bien. La historia es que lo puedes ir a recoger o te lo traen a casa y aunque no cubren todo Madrid cubren una buena zona, teniendo en cuenta que están ubicados en la calle Murillo,  junto a la plaza de Olavide.

Por aquí nos pedimos una Crema de Boniato que no venía en la carta y que estaba cremosa y picante, deliciosa. Un Panang Curry vegetariano que hizo las delicias en este lado de La Guindalera y el clásico Pad Thai, del cuál nos sobró un poco y me lo he desayunado esta mañana como un caballero castellano en condiciones.

Se echa en falta, como en todas partes, una pequeña selección de cervezas en carta. Nosotros acompañamos la cena con una Anderson Valley IPA que teníamos por casa e igualmente le habría ido bien una Montmirà Penyagolosa, por ejemplo.

Total, que estos locales valen la pena para alegrarnos la vida a los comedores de esta ciudad y que a ver si proliferan por aquí sabores del mundo en combinación con los sabores castellanos, locales de comida para llevar de gastronomía albanesa, senegalesa o birmana, todo sea por nuestro estómago. Con eso y unas gachas no le puedes pedir más a la vida.

Ginger Boy

C/Murillo, 1

Tel: 91 594 31 94

http://www.gingerboy.es

(La foto es de conmuchagula.com)

Etiquetado , , , , , , , ,

¿Por qué no hay delis en Madrid?

Publicado originalmente en Rebeldes en la Estrella de la Muerte, 12 de Junio de 2009

Una de las cosas que más me gustó de mi estancia en los Estados Unidos fueron esos locales llamados “deli”.

Aquí en Madrid las gentes progres que van de alternativas intentan rescatar ese término, difundiendo comercios del tipo “Hespen & Suarez” que suelen ser un robo a mano armada de productos variados de distintas partes del mundo.

En Estados Unidos los “delis” estaban por todas partes y no eran precisamente tiendas gourmet. Si bien los había en todo el país, en San Francisco y Nueva York los encontrabas en cualquier parte. Se trata de comercios de alimentación, de estos con vitrina de cristal, en los que ir a comprar desde embutido hasta una lata de conservas. Con la particularidad de que suelen tener allí unas mesitas para comer algo. Satriale, el local donde van los personajes de “Los Soprano”, sería un deli. O sea, es fundamentalmente una tienda de embutidos, pero tu puedes pedir allí que te hagan un bocadillo de los embutidos que tienen, te pides un refresco y lo comes sentado en una de las tres o cuatro mesitas que tienen. El que íbamos nosotros en San Francisco estaba en la calle South Van Ness, el dependiente era un señor mayor con bata blanca, hacía unos bocatas tremendos de cualquier cosa. El tema es que es una cosa muy práctica para comer barato en un momento, en Nueva York siempre estaban con el rollo de “grab a sándwich”, porque había “delis” por todas partes.

El caso es que en Madrid siempre ha habido tiendas de alimentación en las que pedirte el bocadillo. En Chamberí, cerca de mi colegio estaba “Bermejo”, en la calle Santa Engracia. Tenían un gran surtido de embutidos, así que ibas y te pedías un bocata de cualquier producto que tuvieran, una lata de algo y así tomabas la merienda, o el almuerzo en el recreo. No se si seguirá ese local, espero que sí. En todos los barrios había sitios de estos, con rótulos tipo “Alimentación Fernández” o “Mantequería Valentín” (esta última, por cierto, es real, existe y está en mi barrio). En Avenida de América justo en frente del intercambiador, en la acera de Hontanares, hay un lugar de estos donde pone “Se hacen bocadillos”. Y la zona de Ortega y Gasset está llena de estas tiendas, de hecho, para mí sorpresa, algo tan humilde como estas tiendas de alimentación sobrevive fundamentalmente en el barrio de Salamanca y aledaños. Pero la infinitud de tiendas de estas que había en todas partes, en general,  han sucumbido ante los chinos. No es que los chinos les hayan echado, como diría algún demócrata nacional, es lo que pasa con tantos comercios, que el dueño se jubila, nadie le sucede, su local lo ocupa otra gente con perspectiva diferente y tampoco es que nadie abra negocios así, porque no se considerará oportuno. Lo que pasa es que debo sincerarme, a mi no me gustan demasiado las tiendas de los chinos, pero no porque sean chinos, sino porque no tienen ese rollo familiar de barrio, y tampoco es que te hagan bocadillos o cualquier otra comida. Puestos a proponer, yo si fuera ellos vendería más productos chinos y algo de comida caliente para llevarse a la boca, aunque sean cuatro cosas.

(Mantequería en el barrio de Prosperidad, Madrid)

El tema es que he estado pensando que vivimos en el tiempo de las prisas y la comida rápida y al final mucha gente va a comer al Burrikín y similares. La verdad es que Madrid es una ciudad que en términos gastronómicos es bastante estimulante. Ya que he mencionado Nueva York, hay que admitir que todavía le faltan un par de escalones para igualarse. Por ejemplo, falta eso de encontrar comida para llevar en cualquier parte, y cuando hablo de comida para llevar no me refiero a multinacionales. ¿Y si tuviésemos en todos los barrios tiendas donde pillarte el bocata de toda la vida, con algo para beber a un precio de risa? Si estas tiendas de alimentación que quedan en pie ponen un par de mesas y lo difunden un poco, aunque sea por su zona (nada de grandes campañas en periódicos) el rollo de la comida rápida cañí, me juego un dedo a que les iría bastante bien. Así que si algún dueño de tiendas de estas de alimentación o mantequerías que quedan en pie lee esto, yo le animo a que lea esta pequeña sugerencia, no pienso cobrar derechos.

[Más información: Leer este  interesante artículo (Deli o no Deli) sobre los delis en el también interesante blog “Diario del gourmet de provincias y del perro gastrónomo”]

Etiquetado , , , , , , , , , ,

Tabernas: Sagaretxe

Publicado originalmente en Guaschibo, 2 de Octubre de 2005
Sagaretxe
Calle Eloy Gonzálo 25
Metro: Iglesia (L1), Quevedo (L2)

Ya tocaba inaugurar la Guía Mitxolin y allá que vamos. El sitio que nos ocupa es un lugar de inspiración vasca situado en el barrio de Chamberí, Sagaretxe.

La oferta consiste en un buen surtido de pintxos, alguna que otra ración, sidra, txacolí y cerveza y refrescos para el que guste. Esto hablando del apartado de taberna, que luego el local tiene un restaurante en el que no he estado.

Se trata de un local, para qué negarlo, de gente bien, arregladitos, gustosos de sus pinchos y demás, con aparcacoches y todo esto. Entonces dirán ¿qué tiene esto que ver con los criterios mencionados de la Guía Mitxolin?. El qué busca, haya.

Existe la oferta de Sidra al Txotx, qué por 5.50 euros puedes llenar el vaso de una muy buena sidra por un número ilimitado de veces. Ahí es donde la cuestión da un giro principal, porque aseguramos el bebercio a un precio más que amortizable (teniendo en cuenta que una caña de sidra suele estar entre 0.90 y 1.20, sólo es cuestión de hacer cuentas). La Sidra al Txotx consiste en que vas al barril, lo abres por tu cuenta y llenas el vaso, sin más.

En el aspecto de tapas, el bar, como buen vasco, no da. Y bien es cierto que a los madrileños y a los castellanos en general nos gusta la cocina vasca, pero también el saque en profundidad, la potencia ilimitada e historias de ese tipo, así que ese sea quizá el mayor escollo del local.

Lo que si hay es una buena oferta de pintxos que, aunque algo caros, son deliciosos. Uno no se pudo permitir tomarlos todos, pero el de paté con mermelada, el de caviar o el de hamburguesa con salsa de pimiento… de toma pan y moja.

Siendo honestos, el local está enfocado a gente bien y desde fuera puede asustar, pero si uno hace cálculos, se pilla su vaso para la sidra al txotx y una ración de pintxos entre varios, sale la cosa bastante rentable.

Etiquetado , , , , , , ,