Archivo de la etiqueta: Brasil

La vuelta al mundo en cuchucientas recetas. Bahía. Moqueca de huevos

 

Retomo las cuchucientas recetas después de un largo descanso, el verano y diferentes viajes me han hecho difícil coordinarme para ir poniendo esto. La verdad es que conseguir la vuelta al mundo completa va a requerir muchísima paciencia, pero bueno, vayamos haciendo cosas y aprendiendo.

Este plato es de Bahia, Brasil, y básicamente es una especie de pisto al que se añaden huevos dentro para que se cocinen junto a todo lo demás. No fue nada difícil de hacer y el plato está bueno como tal, vale la pena repetirlo.

La receta seguida es esta y conseguir los ingredientes es muy fácil

Para beber, una tripel belga o una belgian ale rubia fuerte (tipo Duvel).

Próxima parada: Baja California del Norte

 

Anuncios
Etiquetado , , , ,

La vuelta al mundo en cuchucientas recetas: Amazonas. Pudin de ñame

Hola de nuevo, llevaba un tiempo sin actualizar esto porque hay mucha vida al márgen de la comida (lamentablemente!) y entre unas cosas y otras no tenía ni un minuto para poner esto al día, y eso que ya había unas cuantas recetas en la recámara esperando ser publicadas.

Hoy vamos a seguir indagando en la comida brasileña. Debo decir que en su momento me propuse entrar muy a fondo en esta comida porque me parece un país grande e importante, pero debo decir también que está siendo difícil al encontrarme con recetas que son incluso difíciles de concebir mentalmente, con malas traducciones y sin ninguna referencia. Bueno, esto aumenta el reto.

El territorio que vamos a visitar hoy es el Estado de Amazonas en Brasil, fronterizo ni más ni menos con Colombia, Venezuela y Perú y muy alejado en composición social de la típica imagen que tenemos de Brasil.

PUDIN DE ÑAME

Ingredientes

1 Ñame grande

1 taza de queso rallado

2 yemas de huevo

1 cucharada de mantequilla

1 taza de azúcar

2 claras de huevo
Elaboración

 

Meter el ñame en una cazuela grande, cubrirlo y hervirlo a fuego lento hasta que esté suave. Llegado este momento, escurrir, pelar y exprimirlo hasta hacer un puré. Esto lleva un buen rato porque el ñame es grandecito y tarda un tiempo en hervirse.

En un recipiente poner el puré del ñame, queso rallado, yemas, azúcar y mantequilla. Batir las claras de huevo y añadirlo también. Lo ponemos todo en un molde de horno previamente engrasado con mantequilla o aceite y lo cocinamos apróximadamente por 50 minutos.

 

La verdad, creo que algo hicimos mal, aunque en teoría lo seguimos todo muy bien paso a paso. ¿Tal vez el ñame que usamos era demasiado grande? Nos fue muy dificil de mezclar y por eso sugiero no coger el ñame más grande del puesto

Conseguir los ingredientes

En este aspecto esta receta ha sido un reto demencial, dado que el ñame no era tan fácil de conseguir como pensaba. Por supuesto en La Guindalera había cero ñames, pero tampoco había en ningún sitio cercano, ni fruterías afamadas ni leches. Desesperado empecé a preguntar absolutamente en todos los foros de Internet que conocía, fuesen de política, cine, fútbol o cualquier cosa… Por fin nos dieron la clave: en el mercado de los Mostenses hay ñame. ¡Menudo mercado! Está totalmente céntrico y jamás se me había ocurrido entrar. En una plaza detrás de la Gran Vía que el ayuntamiento podría esmerarse por mejorar un poquito. Había de todo y lo veo una referencia obligatoria para muchas cosas.

El resto de ingredientes los tenéis ya en casa, ¿no?

 

Próxima parada: Andalucía

Etiquetado , , , ,

La vuelta al mundo en cuchucientas recetas: Alagoas. Camarones rehogadas

Seguimos saltando por el mundo descubriendo platos y sabores, en un rato con el que me lo estoy pasando teta y aprendiendo un poco acerca de la gastronomía de muchos lugares.

Volvemos a la gastronomía brasileña que supone el reto mayor dentro de este reto en sí mismo. Porque es un país enorme en el que estoy seguro de que hay muchas cosas que probar y estoy seguro de que va a haber variedad y cosas muy interesantes, aunque tengamos siempre la dificultad de conseguir algunos ingredientes.

Ya habíamos tomado comida brasileña de la parte amazónica y ahora saltamos a la costa Atlántica, a este pequeño Estado de grandes playas, ¡a ver que tal!

CAMARONES REHOGADOS

Ingredientes (para 2)

1kg de camarones pelados

1/2 taza de cilantro picado

2 cucharadas soperas de zumo de limón

2 tomates medianos

1 pimiento rojo mediano

1/2 taza de aceite de oliva

Sal

1 taza de creme de leite (esto es una especie de nata montada brasileña, muy difícil de encontrar o imposible, así que usad nata montada)

Dos tazas de arroz

Elaboración

Vais a ver qué fácil y qué bueno.

En una licuadora metemos el cilantro, los tomates, el pimiento, el zumo de limón y el aceite, todo eso lo batimos

Por otro lado, en una olla hervimos durante diez minutos los camarones.

Después escurrimos los camarones, los rehogamos un poquito con aceite en la sartén y añadimos el jugo que batimos previamente, dejándolo unos diez minutos.

Montamos nata y añadimos tres cucharadas, lo dejamos cinco minutos más y a comer.

Lo acompañamos todo con un poco de arroz blanco. Y una lager buena como la Samuel Adams puede acompañar fenomenal.

Y esto ha sido este plato, muy fácil y muy recomendado, sin duda lo repetiremos. La salsa con el cilantro le da un toque tremendo. Qué gran invento el cilantro, animo a todos a usarlo e incorporarlo a su vida.

¿Y para beber?

Una opción es decantarse por el trigo, como dijimos funciona muy bien con el pescado. Aquí además es muy predominante el sabor al cilantro y en esos casos la lager americana hace muy buena función porque a diferencia de aquí tiene un toque muy herbal que combina que te cagas con estos sabores. La Samuel Adams es un buen ejemplo y relativamente asequible.

Conseguir los ingredientes

Lo único complicado de conseguir es la “creme leite”. Por lo que he podido leer es algo muy parecido a la nata montada pero sin ser nata montada. He estado indagando y no he encontrado nada parecido, a lo mejor he buscado fatal, ¿alguien sabe donde conseguir esto en Madrid?

Lo demás, en La Guindalera se consigue todo. Los camarones no los compré frescos, los compré ya pelados y congelados en La Sirena de la c/Eraso junto al mercado.

Todo lo demás, lo compramos en el mercado del barrio.

Y nada, un video para que veamos como es esto de Alagoas

Próxima estación: Alaska

Etiquetado , , , , ,

La vuelta al mundo en cuchucientas recetas. Acre . Pato al tucupí

Un reto para esta vuelta al mundo va a ser entrar en la gastronomía brasileña. Me parece que Brasil es demasiado grande como para despacharlo en un par de recetas y creo que puede haber cosas interesantes y muy extrañas, no se si será una gastronomía que valga la pena, ya lo iremos viendo.

Tirando por orden alfabético lo primero que nos encontramos es el pequeño estado de Acre, que pertenece a la zona amazónica del país. Según he podido averiguar ahora, la gastronomía amazónica es muy similar en los diferentes estados de este área del país, por lo que podemos entender que no será muy diferente la gastronomía de estados vecinos.

Buceando por Internet me fue algo dificil encontrar cosas concretas de este Estado, al final me tuve que decantar por buscar en portugués y parece que esa será la única manera de encontrar algo más completo.

Al loro porque esta receta ha tenido su aventura

PATO AL TUCUPÍ

Ingredientes:

1 pato entero

3 dientes de ajo

Comino

2 limones

Sal y pimienta

Harina de mandioca

Arroz

Dos litros de tucupí *

Para el tucupí

3 kg de mandioca

4 dientes de ajo

Cilantro

Sal y pimienta

Elaboración

Esta receta hasta ahora ha sido sin duda la más difícil de llevar a cabo, por un fallo de cálculo personal o un exceso de confianza al elaborar todo esto. Me resultó atractiva por llevar pato y pensé que el “tucupí”, que es el caldo en el que se hace el pato, no sería dificil de encontrar en tiendas de productos latinoamericanos. Pero pronto me di cuenta de que ni muchos brasileños sabían que era esto del “tucupí”, al ser algo muy específico de una región determinada.

Así que me tocó hacer un “tucupí” casero y fue lo primero que hubo que desarrollar.

Para hacer el tucupí:

Había que conseguir mandiocas, no las conseguí y el frutero del mercado me aconsejó yuca, que es muy parecido aunque no igual. Por pereza cogí la yuca, pero si hubiese buscado más a fondo habría conseguido mandioca posiblemente en el Mercado de Ventas. Pelamos las yucas y las troceamos. Una vez troceadas las metemos en el robot de cocina, cubriendo de agua, y trituramos. Después de triturarlo lo pasamos por un colador y lo metemos en una jarra, para que pase el líquido pero no los trocitos de yuca. Esto para los que sepan hacer horchata en casa verán que es un procedimiento similar, para los que no, pues queda la foto en la que se puede ver como se hace.

Este líquido se deja reposar un día. Al dejar reposar, va quedando al fondo de la jarra un sedimento blanco gomoso, eso es lo que se usa para hacer otro plato llamado “tacacá” que no vamos a hacer. Así que de una jarra pasamos a otro recipiente y lo blanco lo limpiamos y lo tiramos, o lo guardamos para hacer el tacacá ese, sea lo que sea. Este jugo que nos queda es lo que viene a ser la esencia del tucupí y como vemos necesitamos 24 horas para tenerlo.

Con el tucupí medio listo para la acción, toca hacer el pato, que es la parte más simple del tema. El pato, que lo tendremos troceado previamente, lo ponemos en una fuente y le ponemos la sal, pimienta, comino, el jugo de limón y los ajos troceados. Todo esto lo metemos en el horno 20 minutos. Paralelamente en una olla ponemos el liquido del tucupí y le añadimos el cilantro, el ajo, sal y pimienta y lo ponemos a hervir. Pasados los 20 minutos sacamos el pato del horno y lo añadimos a la olla para que hierva todo junto, dejándolo entre 40 minutos y una hora hasta que veamos que está hecho.

Hacemos un arroz blanco para acompañar, servimos el pato en un plato hondo y espolvoreamos con harina de mandioca, cosa que no se muy bien para que sirve pero que así venía en la receta.

Me ha gustado particularmente el caldo del tucupí con el cilantro, creo que puede dar mucho juego aunque la pena es lo pesado que es de realizar, es demasiado esfuerzo. La combinación con el arroz y el pato también ha ido fenomenal

¿Y para beber?

En mi modesta opinión, al pato asado (ha sido asado en la primera parte del proceso) le va muy bien las cervezas de abadía. Una dubbel, al tener esa complejidad un poco dulce, afrutada y al mismo tiempo un sabor fuerte podría ser la elección. Dentro de ese estilo no me iría a las más fuertes, porque luego con el arroz, el caldo y demás hay muchos más sabores que el mero sabor a pato. Tal vez una Rochefort 6 o la Rochefort 8 serían buenas compañeras del plato. Me inclino más por la 6.

Conseguir los ingredientes

El pato se puede conseguir con relativa facilidad. En el Mercado de La Guindalera no lo hay habitualmente pero lo encargas y te lo consiguen de un día para otro.

El tucupí tal cuál parece jodido. Conseguir yuca es ya bastante fácil en cualquier mercado de Madrid, la mandioca algo más difícil pero estoy seguro de que hay.

La harina de mandioca, cuya utilidad en la receta es dudosa, la tienen en cualquier tienda latina. En La Guindalera, por ejemplo, en la que hay en Agustín Durán con Pilar de Zaragoza.

Cilantro hay en casi cualquier mercado.

Lo demás doy por hecho que cualquier ser humano digno de vivir lo tiene de manera casi permanente en su casa (ajo, pimienta, sal, limón)

Un poco de capoeira de Acre

Próxima estación: El pueblo Adyghe

Etiquetado , , , , , , ,