Los Setos, Motilla del Palancar

Sería muy poético decir algo del tipo “toda mi vida ha transcurrido atravesando Motilla del Palancar, entre mis dos familias, de Madrid a Valencia y de Valencia a Madrid, por la antigua Nacional 3”.  Algo Machadiano “mi infancia son recuerdos del chorizo de Motilla”. Pero bueno, es verdad.

Desde mi infancia, todos los viajes entre Madrid y Valencia pasaban por esta localidad de La Manchuela. Porque a su vez mi padre con su familia siempre paró en Motilla del Palancar. Ellos paraban en “El Sol”, pero en algún momento la cosa cambió al “Hotel Gijón”, que es el que yo ya conocí. Y este luego pasó a ser “Los Setos”. Tenemos mil anécdotas y la familia las tiene también, un día mi tío Eduardo podrá contar “el pacto de Motilla”, en el que se decidió su vida conyugal, ahí es nada.

Parábamos ahí porque no había autopista y había que ir por la carretera. Mientras construían la autopista este fue el último tramo que se hizo, creo que el tramo lo acabó Aznar. Y la tradición es tan fuerte que incluso con autopista nos desviábamos para parar ahí.

Nuestra principal motivación era el chorizo de orza. Somos auténticos fanáticos de este chorizo. Esto del chorizo de orza es, para el que no lo sepa, un chorizo que se frie (tradicionalmente en manteca de cerdo) un poco y luego se guarda en un recipiente de barro (orza), cubierto con la manteca en la que se ha frito, de forma que se conserva por toda la eternidad o más. Ahora se hace con aceite y en tarro de cristal pero vaya, la historia es la misma.

La construcción de la autopista parecía que acabaría con ellos pero la verdad es que es un lugar que sigue siendo parada para muchos viajeros y a la hora de comer suele gozar de buena salud. Con el cambio de dueños pasaron a hacer platos más elaborados a parte de los tradicionales imprescindibles (embutidos de orza, zarajos, morteruelo…). Y, todo hay que decirlo, se hicieron un poco careros.

El otro día paramos por ahí, porque yo ahora con La Reina siempre tengo que parar. Aunque la Reina no es muy choricera y es la que manda al volante, sabe que para que mi estabilidad mental necesita al menos una parada al año allí. El año que pasé dando la vuelta al mundo, en verano no hacía más que acordarme de Motilla del Palancar, así es uno.

Tomamos chorizo de orza, como no. También morteruelo, que lo tienen buenísimo (desconozco si el que sirven es de elaboración propia o es de alguna conserva de las excelentes que hay en la zona especializadas en productos regionales). El morteruelo es una de las cosas de mi top mundial de comidas castellanas. Una ensalada de tomate que quitaba el hipo , ¡qué tomates! Los tomates y los ajos eran de la tierra y los vendían también para llevar. Y un flan casero de leche de oveja que era gigantesco. Lo único que les falta es ajustar un poco más los precios.

Hotel Los Setos

(no confundir con otro llamado “Seto” del mismo pueblo)

Carretera de Valencia nº 71

Motilla del Palancar

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , , ,

2 pensamientos en “Los Setos, Motilla del Palancar

  1. Lupuloadicto dice:

    Leñe, qué ganas de parar en ese sitio… Me lo apunto! Jeje! En cuanto a la orza, no se si me quedo antes con los embutidos o con el lomo… qué cosa más rica!!

    • Antonio dice:

      Para, para cuando puedas porque es un histórico de la carretera! El único sentido de la vida es disfrutar de buenas comidas y bebidas con buenos amigos. Y si el Atleti gana algo de tanto en tanto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: