Salmón marinado con salsa de nata y mostaza

Publicado originalmente en Rebeldes en la Estrella de la Muerte, 2 de Febrero de 2011

Bueno, pues aquí va la receta que nos hicimos el otro día.

En el Mercado de La Guindalera compramos unos lomos de salmón y los marinamos. El peso eran 250 gramos. Para el marinado había cosas que leímos por ahí que no teníamos en el momento y otras que sí, así que utilizamos:

– Dos hojas de Laurel

– Diez cucharadas de sal gorda

– Diez cucharadas de azucar

– Pimienta blanca espolvoreada

– Romero

Todo menos el laurel lo metimos en un cuenco y lo machacamos y removimos un rato.

Después cogimos una fuente cualquiera, espolvoreamos toda la base con la mezcla esa de sal y azucar y pusimos ahí laurel de base. Pusimos sobre el laurel y la mezcla esa los lomos de salmón, y después los cubrimos con todo lo que quedaba de mezcla, así sin miedo, y más laurel. Le pusimos un film transparente cubriendo y luego encima unos cartones de leche para que hicieran presión. Esto lo leímos en Internet y la base está en que al tener una presión encima, haces que el salmón vaya soltando su grasa, a lo que contribuyen también la sal y el azucar. Esto se queda en la nevera un par de días, hay gente que aconseja darle una vuelta de vez en cuando, otros dicen que no, hay gente que dice que lo tengas más tiempo así y otros menos. A más tiempo queda el salmón más curado, como una salazón, a menos tiempo más jugoso. Nosotros lo dejamos 48 horas y le dimos la vuelta una vez.

Todo esto lleva eneldo en todas las recetas pero en el momento no teníamos, nos olvidamos de comprarlo. Sin embargo cuando llegó la hora de comerlo quisimos arreglar el tema del eneldo e hicimos la siguiente salsa:

– Un bote de nata líquida

– Una cucharada de mostaza dulce

– Una cucharada de mostaza de Dijon

– Una cucharadita de azucar

– Una cucharada de vinagre

– Una cucharada de eneldo

Metimos la nata en la batidora, le dimos unas vueltas con las varillas como para montarla, pero sin montarla, e íbamos añadiendo todos los ingredientes, hasta que se mezcló todo y quedó una salsa cremosa y para cagarse por las bragas (perdón por la ordinariez, pero así estaba).

Luego con mi nuevo megacuchillo de Albacete corté el salmón marinado, así crudo y sin más, en tiras. Antes de hacer esto lo metí debajo del grifo para quitarle toda la sal que le quedaba encima. Luego, lo dicho, corté el salmón en tiras, le puse la salsita esa y nos lo comimos a bocados, no hay mucho más que añadir.

De postre nos tomamos la Chimay Grand Reserve que vais a ver en la foto con unas trufas, ¡menudo postre!


Anuncios
Etiquetado , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: