Ese nuevo invento de los afterwork

Publicado originalmente en Rebeldes en la Estrella de la Muerte, 2 de Octubre de 2009

¿Habéis visto que desde hace relativamente poco tiempo se han puesto de moda los “afterwork”?

Para el que no lo sepa, los afterworks vienen a ser una especie de pubs de diseño para ir por las tardes después de currar. “Ahora cuando termines de trabajar podrás ir con tus compañeros a los sitios mas chic”, dicen en los suplementos de tendencias. Yo, que no suelo estar en la onda de estas cosas, me preguntaba, “¿es qué no se ha hecho ya eso toda la vida? ¿irse de cañas después de currar?”. Pero las revistas de tendencias aclaran “se acabó eso de ir a antros sucios y grasientos, ahora en los afterwork puedes degustar las mejores copas en el ambiente más selecto”.

En realidad, no son “revistas de tendencias”. Hablo más que nada del “On Madrid”, el suplemento de los viernes de “EL PAíS”, que es el suplemento del ocio progre. Que no tiene otra cosa que hacer que tomarla con los bares de toda la vida, que además, al contrario que todos esos pubs de diseño, son una verdadera muestra de nuestra cultura e idiosincrasia y no un molde modernito que se repite por todo el mundo.

Por lo que veo, en general estos panfletos de tendencias progres siempre parten de una situación de acomplejamiento. Se avergüenzan de lo que son, de lo nuestro, quieren ser modernitos y aparecer ante el mundo como modernitos. Sea usted progre, acuda a sitios de diseño, no frecuente usted asquerosos bares grasientos.

Si queremos una Europa interesante, tendrá esta que ser un compendio de respeto de los pueblos que la componen. Por ello habría que desechar estos modelos prefabricados de ciudades dignas del conseller Saura y su estilo vital. Lo que hace que Madrid sea especial es que no es ni calco ni copia de otra ciudad. Madrid es Madrid y por eso es la mejor ciudad del mundo. ¿Barcelonizar, Parisizar o Londrinizar Madrid, llenándola de “afterworks”? No le encuentro la gracia. Y lo que me fastidia no es que la gente prefiera ir a un bar de copas con música chill-out en vez de al bar de cañas . Para gustos, los colores, que cada uno vaya al sitio que más le guste. Lo que me fastidia es que el aparato ideológico de la progresía esté siempre llevando ese rollo de “no somos paletos, somos modernos, vamos al afterwork”. No entiendo eso de insultar gratuitamente y degradar verbalmente a los hosteleros de toda la vida de nuestros barrios, que llevan trabajando toda la vida. Me parece una falta de respeto enorme, propia de mentes acomplejadas.

(por cierto, ¿por qué tienen que llamarlo “afterwork”? Que manía con poner nombres anglosajones a todo, será que vende más)

Un par de artículos sobre el tema, por parte de partidarios del invento:

http://www.noctamina.com/vida-nocturna/nuevas-tendencias-afterwork

Y este, ¡muerte a la caña!… no lo tomaré como una afrenta:

http://www.mensencia.com/cajon-de-sastre/muerte-a-la-cana-nace-el-afterwork

Anuncios
Etiquetado , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: